La Delincuencia e Inseguridad Asechan San Ramón

Es sumamente lamentable que la tranquilidad que teníamos los Moncheños se ha esfumado entre los dedos de la problemática social que afecta hoy al cantón. Cada día son más los reportes de delincuencia que se tienen en fuentes formales e informales. La inseguridad ciudadana que afecta Costa Rica ha extendido su sombra a cada rincón del país, y San Ramón, tierra de gente noble y trabajadora no escapa a esta desgracia social. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podemos ayudar a subyugar este cáncer social? Según el reporte de criminalidad del OIJ se dan en Costa Rica 1131 delitos por cada 100,000 habitantes.¿Cuántos de estos delitos se dan en San Ramón? Esto no se sabe pero lo que si sabemos es que la delincuencia nos ha afectado a todos directa o indirectamente.

Imagénes como esta son comunes en San Ramón.

El origen de la inseguridad social tiene muchas fuentes. Por un lado están los valores familiares que son traslados a las nuevas generaciones. La ética es un asunto de referencias y perfectamente lo que para alguien está mal para otra persona puede estar perfectamente correcto y no hay ningún conflicto moral y ético en ello. Por ejemplo, mucha gente de San Ramón compra en negocios de compra-venta que venden artículos robados. Esta personas saben que estos artículos son robados sin embargo los compran porque ahorran una cantidad de dinero importante. Aquí el asunto es sencillo: la pérdida de otros es mi ganancia. Para otros comprar artículos en uno de estos negocios de dudosa procedencia es totalmente inmoral ya que fomenta el robo y la delincuencia al haber un mercado grande potencial de compra de artículos robados. Es más, conozco el caso de un familiar que le robaron todos sus enseres domésticos. Después de haber puesto la denuncia con el OIJ, al día siguiente se fue a San José a uno de estos negocios a comprar enseres domésticos. Algo totalmente incomprensible. Lo más jocoso del asunto es que se compró un televisor que resulto ser uno de los artículos le habían robado un par de días atrás! Como vamos a ayudar a detener robos de este tipo si seguimos fomentando la delincuencia!

Otra fuente de inseguridad es la falta de oportunidades. Considero que este factor es de mucho peso ya que obliga a individuos y familias a quebrar su propia ética para suplir necesidades básicas. Aunque se tenga trabajo, muchas veces las condiciones del trabajo no son las mejores y las personas no están motivadas. Bajos salarios, acoso laboral, condiciones laborales inapropiadas hacen que las personas no se sientan motivadas de hacer su trabajo y busquen tomar lo que no les pertenece para suplir sus necesidades. En San Ramón la mayoría de trabajos se encuentran en el sector agrícola. Aunque la industria de servicios ha crecido enormemente, aun es muy informal y presenta oportunidades de desarrollo profesional y personal muy limitadas para la población Moncheña. Trabajos en tiendas, sodas, transporte, y domésticas son los más comunes. Otras fuentes de empleo que brindan más motivación y desarrollo profesional y personal se ve en bancos, instituciones del estado, servicios médicos y de más valor agregado. Importante es notar que la manufactura en San Ramón es mínima. Sin el desarrollo empresarial que pueda crear oportunidades de mejor calidad para los Moncheños, las posibilidades de fomentar la inseguridad se van a incrementar.

Otro factor que influye la delincuencia es la pertenencia a grupos sociales conocidos como pandillas. Las pandillas por lo general agrupan individuos que afrentan presiones sociales y falta de apoyo ético y económico en sus hogares. Por lo general son personas jóvenes que necesitan de afecto inmediato y pertenencia social a un grupo. Necesidades que no son suplidades dentro de sus familias o no son percibidas como algo positivo en sus vidas por lo que buscan pertenencia social en otros grupos para llenar estas necesidades. Las pandillas por lo general tienen su estructura y reglas. En muchos casos miembros nuevos se ven obligados a robar y demostrar que pueden aportar al grupo. En otros casos, la venta de drogas juega un papel importante para el financiamiento del grupo. La delincuencia en esto grupos es visto como un valor positivo, algo que éticamente para la mayoría de las personas es inmoral, aquí es positivo y necesario por la naturaleza misma del grupo.

San Ramón como sociedad enfrenta retos muy duros. La delincuencia está en nuestras calles. Sea cual sea la razón por la falta de seguridad, tenemos primero que entender porque se da esta en cada caso y tratar de aportar nuestro granito de arena. Empecemos por la casa, con nuestros hijos, nuestros hermanos y quizás hasta nuestros mismos padres. Si damos el ejemplo y educamos a las futuras generaciones habremos apartado nuestro granito de arena a la solución del problema.

Un día de trapiche

Listo y decido a empezar un nuevo día, le pregunto a mi papa…¿Pa donde vamos hoy? Y el responde mirándome a los ojos y mostrando aquella sonrisa retorcida que solo aparecía cuando sabía que yo estaría encantando de oír la respuesta…hoy vamos a cortar caña, que en la tarde vamos a moler! Al salir de la casa afuera nos estaban esperando los pintos, enyugados y con la carreta vieja lista para ir al cañal.

DSC03095-1024x768

Y con el chuzo afilado empezamos el viaje al cañal, son sólo 20 minutos, pero como disfrutaba aquel momento en la carreta. El sonido de las piedras debajo de las ruedas, los cascos de los bueyes que uno tras otro golpeaban el camino y a aquel olor a día nuevo. La bruma poco a poco se empezó a arralar, a lo lejos ya casi se veía el techo rojo de la iglesia de San Ramón, mientras un yiguirro magistralmente entonaba una melodía rítmica, fina, inconfundible. Al llegar al cañal mi papa me da instrucciones de cual calle vamos a cortar. Ahí, donde está la piojota…dice mi papa. Esa caña es la mejor pa moler. Y dicho y echo, le entramos a la corta. Recuerdo que ese cañal era viejo, había monte y de vez en cuando veía algún nido o un conejo salía disparado. Al cabo de 3 horas de cortar miro a mi papa y me dice. Ya esta bueno así. Con esto nos alcanza para al menos 20 atados. Arrime los gueyes pa cargar la caña. Y nos tomó un par de horas más cargar la caña, llegar al trapiche y descargar la caña, ahí junto a la base del viejo trapiche.

Tenía rato de venir al trapiche. Recuerdo la última vez que vine fue tío Beno que estaba moliendo. Recuerdo bien porque ese día estaba en la Escuela y de pronto el humo empezó a salir de la chimenea del trapiche. Sin duda, habrán espumas más tarde pensé! Pero hoy es diferente porque me tocará estar aquí durante toda la molida. Pero antes, hay que almorzar. Son casi las 11 de la mañana y la verdad las tripas están sonando hace rato. Sobre una pila de bagazo fresco de la última molida, me siento y destapo mi almuerzo. No podía ser mejor: frijoles negros molidos, arroz blanco, plátanos fritos y tres grandes cabos de salchichón, de ese que sólo se conseguí en la pulpería. Humm, que bueno y ni hablar de la botella de fresco de limón criollo. Gracias mamita, estuvo delicioso, pienso en voz alta. Pasaditas las doce mediodía, ya mi papá ha enyugado a los pintos al volador, listos para moler. El me dice…vos arrias los bueyes y yo muelo la caña. Y Así nos tardamos casi hasta las 2 de la tarde para sacar el dulce de las grandes cañas de piojota. Mientras molíamos la caña, mi abuelo llegó y encendió la hornilla, así cuando terminamos la última caña sólo tuvimos que esperar un rato para que el caldo hirviera.

Y ahora me toca a mí cortar unas varas de mozote. Traigo las varas y las pongo contra aquella tuca grande y plana. Les doy duro con un mazo de madera y saco las cáscaras rajadas y resbalosas. Las meto en aquel balde viejo y arrugado. Esto esta listo pa! Mi papá lo toma y echa aquel caldo sucio y baboso en el jugo hirviendo. Y en seguida mi abuelo empieza a descachazar el jugo. Mis ojos no le quitan la mirada a mi abuelo porque en el cualquier momento el dirá…quién quiere espumas! Y que espumas! Suaves, calientes, y dulces tan dulces que hoy en día creo no he encontrado algo más rico que me haga olvidar aquellas espumas. Pasadas las espumas y hacía las 3 y media llegó Jeremías. Él y mi papa siempre se han entendido muy bien. El pobre viejo nunca se casó y vive con su hermana, que también se quedó soltera. Jeremías trae unos camotes rojos grandes. Los amarra con un pabilo y los tira en el caldo hirviendo que poco a poco se tornado blanco y ahora se está poniendo rojizo. Al cabo de unos 15 minutos, Jeremías saca los camotes. Calientes, y suaves me da un pedazo…nunca esperaba algo tan rico…humm

Al ser casi las cinco mi papá pone la cubeta vieja llena de agua junto a la paila pequeña donde ahora está todo lo que queda del caldo. Ya el caldo blanco se ha tornado en un líquido viscoso y rojo. Mete la paleta de madera a la paila, saca una muestra, la mete en el agua.. y dice…pruebe este perico…me lo como y no tengo tiempo de decir nada, solo pienso, que ricura!. La siguiente muestra la saca mi papa y después de meterlo al agua, le da duro en el aire con la paleta de madera. El perico se quiebra, mi papá dice…ya es hora de batir la miel! Mi abuelo vuelca la canoa de madera y empieza la miel a caer sobre la canoa. Jeremías toma la paleta grande y empieza a batir la mezcla para darle el punto. Poco a poco la mezcla se va tornando amarilla, seña que el dulce será el mejor que hayamos hecho. Al terminar de vaciar la paila, tomo la tabla que se usa para evitar los regueros y me fajo a hacer un sobado. Le echo unas hojitas de yerbabuena, de esa que hay detrás del trapiche y le doy duro hasta que la miel se corta. Esto sobado le encantará a mi mamá!

Mientras tanto, mi papá y mi abuelo ya llevan la mitad de los moldes llenos. Cuento las tapas….treinta y siete! y aun queda miel en la canoa. Al final salieron 50 tapas que son 25 atados. Mi papa calculó 20 pero bueno, 5 más está bien! Al final mi abuelo se llevó 2 y Jeremías otros 2. Pasaditas las 6 y media y con la obscuridad encima de nosotros empezamos a cargar la carreta con las tapas fresquitas, calentitas. Usamos unos bagazos frescos y hojas de caña para proteger las tapas de dulce. Los bueyes están cansados pero aun tenemos que llegar a casa, dónde todo empezó esta mañana. Son sólo 15 minutos, pero tenemos que ir despacio para no maltratar la preciada carga. Al llegar mi mamá nos espera con una sonrisa de esas que nunca se olvidan. Cómo les fue?, dice mi mamá. Así que con una energía única meto la mano en la carreta y saca la tapa más linda que había. Y le digo a mi mamá…Mira ma, nos salieron 25 atados!

Universidad Texas A&M abre Centro de Investigación en San Ramón

Artículo basado en original Texas A&M University opens Research in San Ramon.

El Centro para Investigación y Educación SOLTIS abrió en Junio del 2008 en la localidad de Peñas Blancas en San Ramón, localizado en una finca de 141 hectáreas. El centro se dedica a al estudio de la riqueza natural de la zona además de servir para extranjeros que desean mejorar su comunicación en el idioma español. El Centro tiene capacidad para albergar hasta 56 personas, además de ofrecer un laboratorio de micros, internet inalámbrica, restaurante, lavandería y transporte local.

La propiedad de este centro se divide en dos partes. Una dedicada a la permanencia y residencia de estudiantes, profesores e investigadores y la otra es una reserva o conservación para el estudio de los ecosistemas de la zona. Los bosques del centro se conectan con el Bosque Eterno de los Niños, en Monteverde, Puntarenas. La Universidad Texas & AM invirtió más de $2 millones y lo donó al Centro por un periodo de 100 años. La idea vino de un estudiante que visitó Costa Rica durante un viaje de negocios y le gustó mucho la región.

Los vecinos de la comunidad de Peñas Blancas están muy optimistas sobre la creación del centro y piensan que traerá muchos beneficios a la zona. El Centro Soltis tiene como objetivo asegurar que toda actividad e investigación hecha en el Centro mejorará el desarrollo social y económico de la comunidad, además de preservar el ambiente y los ecosistemas en que está ubicado el Centro.

Este tipo de proyecto resaltan la asociación que debe existir entre las comunidades y las universidades no sólo nacionales, pero también extranjeras. Lo ideas sería que otras universidades nacionales pronto se incorporen a las labores de investigación en el centro, especialmente el Instituto Tecnológico de Costa Rica que tiene su segunda sede en Santa Clara. El impacto puede ser aun mayor si este tipo de alianzas se pueden realizar.

Bajo Tejares, Un enorme problema social para San Ramón y el país

Turugios en Concepción de San Ramón
Turugios en Concepción de San Ramón

La comunidad de Bajo Tejares se inició a finales de los 80’s cuando el gobierno costarricense de turno movió precaristas de San José hasta San Ramón con la idea de limpiar San José de tugurios y prometiéndoles vivienda digna, promesa que hasta el día de hoy no ha sido cumplida. Hoy en día son más de 435 familias que habitan el precario. La mayoría son familias nicaragüenses que tienen como principal fuente de ingreso trabajos en agricultura, construcción. Sin embargo, las drogas y el sexo continúan siendo la fuente de ingresos más importantes del tugurio. Se habla que la tasa desempleo del tugurio Bajo Tejares es de más del 80%. A continuación algunos hechos relevantes de Bajo Tejares, San Ramón que han trascendido a nivel nacional e internacional.

• Según información del Diario la Prensa  25 familias nicaragüenses se quedaron sin casa después del incendio en Bajo Tejares, San Ramón el Lunes 2 de Marzo del 2009. Aparentemente, una cocina que quedo encendida fue el causante del incendio que pudo haber sido más grave sino es por la rápida acción de los vecinos del tugurio y de los bomberos. Los afectados se encuentran hoy en un albergue organizado por la Municipalidad de San Ramón y la Comisión de Emergencias.
• En Abril del 2008, la Asociación Misiones de Fe anuncian el programa de lectura para niños Read Naturally para beneficio de niños del tugurio. Esta asociación tiene más de tres años de trabajar en programas de apoyo a las familias de Bajo Tejares. La Nacion

• En el 2008, la Nación  se habla de que ya habitan 437 familias en Bajo Tejaras. Igual se habla de que el Ministerio de Vivienda dará casa a estas familias.
• En Julio del 2007 el OIJ descubre un laboratorio de cocaína sentética en Bajo Tejares de San Ramón La droga se procesaba aquí y se distribuía a Piedades Norte, urbanización Otto Calvo, residencial la Pista, La Pastoral y los Parques.
• En el 2007, se anuncia la construcción de CEn-Cinai que operará en Bajo Tejares para atender la población infantil del precario. El costo de proyecto es de 38 millones de colones. En el 2006, Bajo Tejares contaba con unas 560 personas, divididas en 140 familias según reporta la Nacion. Se habla de dotar de casas propias a estas familias luego de que el entonces ministro de Vivienda, Ennio Rodríguez, hace un recorrido por el lugar.
• Según el sitio blog de Bajo tejares fue creado al final de la década de los 80 cuando precaristas de San José fueron llevados hasta San Ramón dónde el gobierno costarricense de ese entonces les prometió vivienda digna, promesa que hasta hoy no se cumplido.

Actualidad, historias, y personajes de San Ramon de Alajuela