La Delincuencia e Inseguridad Asechan San Ramón

Es sumamente lamentable que la tranquilidad que teníamos los Moncheños se ha esfumado entre los dedos de la problemática social que afecta hoy al cantón. Cada día son más los reportes de delincuencia que se tienen en fuentes formales e informales. La inseguridad ciudadana que afecta Costa Rica ha extendido su sombra a cada rincón del país, y San Ramón, tierra de gente noble y trabajadora no escapa a esta desgracia social. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podemos ayudar a subyugar este cáncer social? Según el reporte de criminalidad del OIJ se dan en Costa Rica 1131 delitos por cada 100,000 habitantes.¿Cuántos de estos delitos se dan en San Ramón? Esto no se sabe pero lo que si sabemos es que la delincuencia nos ha afectado a todos directa o indirectamente.

Imagénes como esta son comunes en San Ramón.

El origen de la inseguridad social tiene muchas fuentes. Por un lado están los valores familiares que son traslados a las nuevas generaciones. La ética es un asunto de referencias y perfectamente lo que para alguien está mal para otra persona puede estar perfectamente correcto y no hay ningún conflicto moral y ético en ello. Por ejemplo, mucha gente de San Ramón compra en negocios de compra-venta que venden artículos robados. Esta personas saben que estos artículos son robados sin embargo los compran porque ahorran una cantidad de dinero importante. Aquí el asunto es sencillo: la pérdida de otros es mi ganancia. Para otros comprar artículos en uno de estos negocios de dudosa procedencia es totalmente inmoral ya que fomenta el robo y la delincuencia al haber un mercado grande potencial de compra de artículos robados. Es más, conozco el caso de un familiar que le robaron todos sus enseres domésticos. Después de haber puesto la denuncia con el OIJ, al día siguiente se fue a San José a uno de estos negocios a comprar enseres domésticos. Algo totalmente incomprensible. Lo más jocoso del asunto es que se compró un televisor que resulto ser uno de los artículos le habían robado un par de días atrás! Como vamos a ayudar a detener robos de este tipo si seguimos fomentando la delincuencia!

Otra fuente de inseguridad es la falta de oportunidades. Considero que este factor es de mucho peso ya que obliga a individuos y familias a quebrar su propia ética para suplir necesidades básicas. Aunque se tenga trabajo, muchas veces las condiciones del trabajo no son las mejores y las personas no están motivadas. Bajos salarios, acoso laboral, condiciones laborales inapropiadas hacen que las personas no se sientan motivadas de hacer su trabajo y busquen tomar lo que no les pertenece para suplir sus necesidades. En San Ramón la mayoría de trabajos se encuentran en el sector agrícola. Aunque la industria de servicios ha crecido enormemente, aun es muy informal y presenta oportunidades de desarrollo profesional y personal muy limitadas para la población Moncheña. Trabajos en tiendas, sodas, transporte, y domésticas son los más comunes. Otras fuentes de empleo que brindan más motivación y desarrollo profesional y personal se ve en bancos, instituciones del estado, servicios médicos y de más valor agregado. Importante es notar que la manufactura en San Ramón es mínima. Sin el desarrollo empresarial que pueda crear oportunidades de mejor calidad para los Moncheños, las posibilidades de fomentar la inseguridad se van a incrementar.

Otro factor que influye la delincuencia es la pertenencia a grupos sociales conocidos como pandillas. Las pandillas por lo general agrupan individuos que afrentan presiones sociales y falta de apoyo ético y económico en sus hogares. Por lo general son personas jóvenes que necesitan de afecto inmediato y pertenencia social a un grupo. Necesidades que no son suplidades dentro de sus familias o no son percibidas como algo positivo en sus vidas por lo que buscan pertenencia social en otros grupos para llenar estas necesidades. Las pandillas por lo general tienen su estructura y reglas. En muchos casos miembros nuevos se ven obligados a robar y demostrar que pueden aportar al grupo. En otros casos, la venta de drogas juega un papel importante para el financiamiento del grupo. La delincuencia en esto grupos es visto como un valor positivo, algo que éticamente para la mayoría de las personas es inmoral, aquí es positivo y necesario por la naturaleza misma del grupo.

San Ramón como sociedad enfrenta retos muy duros. La delincuencia está en nuestras calles. Sea cual sea la razón por la falta de seguridad, tenemos primero que entender porque se da esta en cada caso y tratar de aportar nuestro granito de arena. Empecemos por la casa, con nuestros hijos, nuestros hermanos y quizás hasta nuestros mismos padres. Si damos el ejemplo y educamos a las futuras generaciones habremos apartado nuestro granito de arena a la solución del problema.